Dunkel

Historia: el clásico estilo brown lager de Munich, el cual se desarrolló como una cerveza más oscura y con malta acentuada en parte debido al agua moderadamente carbonatada. Aunque el estilo es originario de Munich, se ha vuelto muy popular a lo largo de toda Bavaria (especialmente Franconia).

 

Aspecto: color cobre profundo a marrón oscuro, a menudo con un tono rojo o granate, espuma liviana de color medio, a café claro o como el de la canela. Normalmente límpida, aunque existen versiones turbias sin filtrar. 

 

Aroma: rico, dulzor de la malta Munich, como a cortezas de pan (y a veces tostado). También son aceptables dejos a chocolate, nueces, caramelo y/o toffee (caramelo cremoso que se hace con caramelo en almíbar y se le añade mantequilla). Sin ésteres frutados o diacetíl, pero es aceptable un leve aroma a lúpulo noble.

 

 

Sabor: dominado por el sabor rico y complejo de la malta Munich, usualmente con reminiscencias de melanoidinas de cortezas de pan. El gusto puede ser moderadamente dulce, aunque no debería ser exagerado o empalagoso. Pueden estar presentes sabores suaves a caramelo, chocolate, tostada o a nuez. Son inapropiados los sabores a quemado o amargo, como los sabores pronunciados a caramelo de la malta cristal. El amargor del lúpulo es moderadamente bajo pero perceptible, con el balance firmemente volcado hacia la maltosidad. El sabor del lúpulo noble es de bajo a ninguno. El retrogusto sigue siendo a malta. Aunque el lúpulo de amargor puede volverse más aparente en el gusto final medio seco. Carácter lager, límpida, sin ésteres frutados o diacetíl.

 

Sensación en boca: cuerpo medio a medio pleno, proporcionando una sensación en boca firme y a dextrina sin ser pesado o empalagoso. Carbonatación moderada. Puede tener una leve astringencia y una leve tibieza del alcohol

 

Impresión general: caracterizada por la ricura y complejidad de la malta Munich y el acompañamiento de melanoidina. Ricos sabores a malta Munich, pero no tan intensos como en una bock o a tostado como en una schwarzbier

 

Comentarios: las versiones no filtradas de Alemania pueden tener gusto como a pan líquido, con un sabor terroso, a levadura, no presente en las dunkels exportadas y filtradas.

 

Ingredientes: la molienda es tradicionalmente hecha de malta Munich alemana (hasta un 100% en algunos casos) con el resto de malta Pilsner alemana. Pequeñas cantidades de malta cristal pueden agregar dextrinas y color pero no deben introducir dulzor residual. Pequeñas adiciones de maltas tostadas (como Carafa o chocolate) pueden ser usadas para mejorar el color pero no debe agregar sabores fuertes. Deben usarse variedades de lúpulos nobles alemanes y cepa de levaduras lager alemana. Agua moderadamente carbonatada. Es frecuente el macerado por decocción (hasta una triple decocción) para aumentar los sabores de la malta y crear la profundidad del color.